jueves, 14 de marzo de 2013



Padre mío que miras al cielo de Molviedro, dame fuerza y salud para esperar otro año más y poder llevarte sobre mis hombros, ya que este, no has querido que te sienta tan cerca.
Tú sabrás porque lo has querido así, pero las gotas que me privaron de ti el año pasado, este brotarán de mis ojos, cuando te vea bajo la luz de un nuevo Domingo de Ramos y yo no esté bajo tus trabajaderas, pero……….
HÁGASE TU VOLUNTAD




No hay comentarios: